El día en el que el portador de la llama se hizo mayor

Deporte y suerte han ido unidos desde el principio de los tiempos. Algunos dicen que el azar no existe, que el entrenamiento lo es todo, que uno juega como entrena, para bien o para mal. Mienten. Compitiendo al máximo nivel, donde las fuerzas están tan igualadas que las victorias y las derrotas se deciden por … Sigue leyendo