El día en el que Urtain pasó de gran mentira a rey de Europa

No hay deporte más noble y más puro y a la vez más canalla y más duro que el boxeo. Un enfrentamiento cara a cara entre dos tipos, a guantazo limpio, a ver quién se atiza más fuerte y quién aguanta de pie hasta el final. Un deporte que se mueve en los extremos, que … Seguir leyendo